¿El regalo más original? Unas clases de baile

Cuando se acerca un cumpleaños, en la mayoría de los casos, no sabemos que regalar, nos sabemos que comprar a nuestros seres queridos/amigos. Como todos los años nos faltan ideas y tiempo, pero sobre todo ideas: no sabemos con qué sorprender al cumpleañeros y no queremos equivocarnos de regalo. Pues estamos aquí para ayudarte con esta difícil tarea: te proponemos regalar unas clases de baile.

Es un acierto seguro ya que no hay nada mejor que bailar cualquier tema, cualquier baile, cualquier canción. Siempre es agradable escuchar una melodía y acompañarla con el cuerpo. ¡Se acabo lo de ser arrítmicos: qué viva la escuela de baile, las agujetas y los pisotones! Apúntate y disfruta de lo divertido que es y de la gente que se conoce.

Muchos tienen dos pies izquierdos, otros ni tienen oído y mucho no tienen ritmo en absoluto. Pues, para contrarrestar esos pequeños defectos de fábrica existen las escuela como Portalo’s, para que las personas más tímidas se atrevan a bailar en las fiestas, para poder moverse al escuchar un ritmo, aunque sea en la calle o en el metro.

Hay escuelas especializadas solo en las clases para niños, las hay de baile para profesionales, o de baile para adultos y personas mayores. Pues, el equipo de profesionales y bailarines de Portalo’s permite ofrecer a sus clientes muchas variedades de baile, incluyendo el flamenco, el hip hop, la danza del vientre, y muchos más.

Elige el que más te gusta y apúntate a tus clases de baile o, mejor, regala esta experiencia a un amigo  o familiar: no te arrepentirás. Además el baile es apto a todos las edades: da gusto ver a matrimonios ya mayores, personas de avanzada edad dando pasos de baile, mientras otros los miran embelesados, los años de práctica les aportan una experiencia única.

También da gusto ver  a niños moviéndose al ritmo de la música que escuchan, niños pequeños que apenas saben hablar, y que bailan con mucha alegría y salero; da gusto ver a las niñas entusiasmadas porque de mayores quieren ser bailarinas profesionales, así como ver a los adultos que, tras una dura jornada de trabajo, llena de esfuerzos y de estrés, buscan un hueco para ir junto a su pareja a baile.

Y es que este deporte no tiene edad y es la mejor opción para desahogarse y quitarse de encima el estrés del día. Os aseguro que os divertiréis como nunca.