5 características que deben tener las puertas industriales

La seguridad es uno de los factores más importantes en el entorno de trabajo ya que asegura el bienestar de los trabajadores así como el correcto desarrollo de la actividad. Uno de los elementos que influirán en la seguridad del entorno son las puertas, con unas características concretas que las convierten en idóneas.

1. Rapidez

En el día a día laboral prima la productividad y la reducción de los tiempos muertos o de espera al mínimo posible. Las puertas rápidas están diseñadas especialmente para fábricas y almacenes ya que optimizan el proceso productivo gracias a sus cerramientos rápidos y automáticos.

2. Comodidad de uso

Las puertas de cristal además de cumplir con criterios estéticos, facilita la visión a través de ellas, reduciendo el riesgo de accidentes y creando una sensación de amplitud en las diferentes estancias. Su instalación favorece la creación de entornos laborales más cómodos y agradables.

3. Resistencia a los golpes y a condiciones adversas

Otra de las características de las puertas industriales en ambientes de trabajo con maquinaria y elementos pesados es la dureza que deben soportar los automatismos. Los puntos de carga industriales están preparados para resistir condiciones adversas tanto climatológicas como derivadas de la producción.

4. Protección anti incendios

Las puertas cortafuegos evitan la propagación de incendios y permiten la evacuación del edificio. Se caracterizan por su gran aislamiento térmico y un diseño estructural que cuenta con holguras para contrarrestar la dilatación metálica producto del aumento de temperaturas, generando así dos sistemas térmicos que protegen las vías de escape. Existe una amplia variedad de puertas cortafuegos, pudiendo ser batientes, correderas, seccionales o enrollables, lo que permite su adaptación a cualquier tipo de instalación.

5. Correcto mantenimiento

La puerta debe encontrarse en perfecto estado, sin golpes, deformaciones, roturas, descolgamientos u holguras. Los componentes fundamentales como manivelas, cerraduras, bisagras, etc. tampoco deben encontrarse en mal estado y las piezas de repuesto deben ser originales y reemplazadas por un profesional.

¿En qué te sueles fijar a la hora de comprar puertas industriales?

¡Alquila el mejor stand de feria del mercado!

stand-de-feria

A la hora de alquilar un stand de feria hay que contar con los servicios profesionales del sector y contratar a la mejor empresa del mercado. Se trata de un grupo de profesionales que se dedican a diseñar, crear y montar todo tipo de estructuras y construcciones modulares y de otras características para eventos temporales.

Suelen ser exposiciones, congresos, ferias, presentaciones, simposios, cumbres o eventos festivos públicos y privados que requieren una serie de soportes de diferentes aplicaciones y usos durante un tiempo determinado.

Con frecuencia todas las empresas que tienen una actividad con calendarios profesionales activos de cara al público, ya sea para clientes o visitantes pero también con vistas a reuniones entre el mundo de su profesión, disponen de stands para ferias propios o alquilados.

Es bastante habitual que estos clientes dispongan de stands propios pero también se sirvan de alquiler, cuando las necesidades así lo demanden.

Stand y tecnología

A la hora de poner nuestro stand, por supuesto no podemos dejar de lado las tecnologías. De hecho deberían de ser un referente en tu stand, ya que esto servirá para atraer más clientes. La utilización de algunas pantallas, luces de colores y elementos táctiles informativos, pueden ayudarte mucho a la hora de enseñar tu producto.

Si el acontecimiento lo permite, compaña tu stand con un hilo musical que relaje, una melodía que haga feliz a las personas. Se consciente de que todo lo que se vende debe de entrar por los ojos del comprador, por esto debes de cuidar tanto el lenguaje corporal como el físico de las personas que los atenderán.

Si has de contar con un equipo, que sean personas bien vestidas, que cuiden su peinado y su maquillaje: cuidar la imagen de las personas que están de cara al público es una apuesta segura. No te olvides de sonreír: encontrar a una persona que sonríe al entrar a un stand te da confianza por lo que la sonrisa no puede desaparecer de tu cara.

Sabemos que organizar una feria conlleva mucho trabajo, pero una vez que ya está todo hecho, debes de disfrutar del momento, si tu lo estas pasando bien, se notará en tu cara, en tus gestos, y eso hará que las personas que te visiten tu stand de feria se contagien de tu alegría.

¿Qué hacer cuando se llega al stand?

Habrá que colocar el producto de manera que sea “apetecible”, para que consiga atraer el mayor número de clientes posible. Dependiendo del producto, una buena idea es que los clientes testen la mercancía; sin embargo, si no es posible, siempre puedes recurrir unos regalos publicitarios.

Hecho todo esto ¡No te queda otra cosa que hacer que ir a por nuevos clientes!